5 IDEAS ANTI-EXCUSAS DE DESAYUNOS SALUDABLES

Sea o no la comida más importante del día, y para eso podemos echárle un vistazo al blog de mi dieta cojea, en la que se desarrolla el tema mas a fondo y sus conferencias son dignas de ver, hay que decir que para muchos el desayuno es el mejor momento del día.

Aunque existen diferentes opiniones sobre como componerlo y lo que supone implantar que el desayuno es la comida más importante del día,  es el momento del día donde cogemos energía para afrontar el día, y recargamos nuestras reservas que están más vacías después del ayuno que hemos realizado durante la noche. El problema viene de que de esta situación se han aprovechado muchas empresas, creando productos “específicamente” para desayunar, y tenemos en nuestros supermercados un abanico impresionante de cereales, mermeladas, galletas… En la mayoría de los casos con sus respectivas cantidades de azúcar, grasa de palma, conservantes y numerosos aditivos.

Que el cola-cao, bollería industrial y chocapics no son una buena opción para empezar el día de manera saludable es algo sabido. Pero, ante eso, es fácil caer en la trampa de comprar cereales “light”, zumos de frutas y otros productos que la industria alimentaria ha conseguido hacer pasar por saludables, cuando en realidad están lejos de serlo.

Lo primero, una pequeña comparativa, para mostrar, de manera más gráfica, por qué decir que estos productos son unos falsos saludables.

Por un lado, tenemos por ejemplo unos chocapic; jamás se nos ocurriría desayunar unos cereales de este tipo si quisiéramos bajar de peso o cuidar nuestra salud, pero veamos sus ingredientes y valores nutricionales:

Captura de pantalla 2017-04-01 15.33.39Captura de pantalla 2017-04-01 15.33.48

Ahora, comparémoslo con otros cereales, con fama de ser un desayuno “para cuidar tu figura”. En primer lugar, en la página web oficial de Kellogg’s no aparecen los ingredientes y tabla nutricional, por el contrario, nos dicen que contiene “copos tostados de arroz, trigo y cebada”… luego nos reímos de los “¡y se convirtió en chocapic!”.

Cuando en realidad, sus ingredientes son: arroz (45%), trigo integral (32%), azúcar, cebada (8%), harina de malta de cebada, aroma de malta de cebada y sal. Y su tabla nutricional nos muestra un contenido prácticamente idéntico en calorías y grasas, y algo menos de azúcar.

informacion-nutricional-kelloggs-special-k-classic.gif

Por otra vez, está la “moda” que se viene implantando desde hace un tiempo en relación con los productos bioeco… Ha abierto la puerta a la industria a crear productos donde tras la etiqueta de bioeco (que recordemos, únicamente nos asegura que las materias primas con los que han sido fabricados no han sido tratados con pesticidas y otros fitosanitarios, no que sea nutricionalmente perfecto), seguimos teniendo los mismos ingredientes que en los anteriores productos (azúcar, grasas de palma…). En mi opinión, ese aura de ecofriendly, confunde al público, que lo compra pensando que está consumiendo un producto saludable, cuando en muchos casos no es así. 

De nuevo, por un lado tenemos un ejemplo de granola, ni eco ni biomarca nestlé

Captura de pantalla 2017-04-01 16.15.43Captura de pantalla 2017-04-01 16.15.54

Y por otro lado, los Krunchy pur espelta; es una espelta bio de la marca Barnhouse

Captura de pantalla 2017-04-01 16.14.46.png

De nuevo, mismos ingredientes, azúcares (aunque en los Krunchy venga con el nombre de sirope de glucosa de arroz), grasa de palma y más calorías que los de la marca gama fitness de Nestlé.

Después de tener esta información, la pregunta que se nos viene a la cabeza es ¿entonces qué desayuno? Las excusas que nos suelen venir a la cabeza son: “No tengo tiempo por la mañana para hacer desayunos tan elaborados”, “no me van a gustar esos desayunos, seguro que saben a alpiste” (oído más de una vez), “comer saludable es muy caro”…

Pues ante esas cuestiones, traigo soluciones para esos problemas, con 5 desayunos rápidos, fáciles, accesibles y saludables para que empieces el día de otra manera. Tenemos dos tipos de desayunos rápidos en esta sección, los que por una parte los hacemos por la mañana en no más de 5 minutos, y por otra, los que podemos dejar preparados (también en poco tiempo) por la noche, y así por la mañana lo tenemos todo listo.

  • Overnight oats

La idea es dejar el desayuno hecho la noche anterior,y por la mañana solo hay que comérselo, ¿puede haber algo mejor?:

  1. En un tarro o bol (que cubriremos con film al meterlo al frigorífico) añadimos 4 cucharadas de avena, 150 ml. de leche y 1 cucharada de chía (opcional), y lo dejamos cerrado o tapado a la nevera toda la noche.
  2. A la mañana siguiente no tienes más que añadirle la fruta y/o fruto seco que más te guste y tienes un desayuno perfecto en menos de 2 minutos.
  • Gachas de avena al micro

Para cuando tengamos algo más de tiempo (estoy hablando de 10 minutos), las gachas de avena al micro son una opción estupenda:

  1. En un bol mezclamos 4 cucharadas de avena con 100-150ml. de leche (medio vaso o hasta que cubra la avena) y canela. Si queremos endulzarlo podemos chafar medio plátano y añadirlo a la mezcla, o añadir miel o sirope de ágave.
  2. Lo metemos al micro 2-3 minutos (vigilando de vez en cuando por si se sale del bol), y mientras cortaremos la fruta que queramos usar encima.
  3. Al sacarlo colocamos la fruta y los frutos secos (o crema de frutos secos) que más nos gusten y ¡voilà!
  • Tostadas

Hay mucho más mundo al margen de las tostadas con aceite de oliva (que no menospreciaremos porque son una delicia, todo hay que decirlo).

Pero nunca está de más innovar un poco, y podemos encontrar opciones más completas y riquísimas!

  1. El queso fresco o philadelphia con fruta (como la imagen con kiwi más abajo) es una opción muy rica. También está exquisita si al queso fresco le añades nueces y un poquito de miel
  2. Aceite de oliva… Con rodajas de tomate natural y pipas!
  3. Crema de cacahuete y rodajas de plátano, cuando la pruebes no podrás dejar de comerlo. PD: la crema de cacahuete, para los que se les venga a la cabeza la típica americana, debe ser 100% cacahuetes s.a.a (sin azúcares añadidos), no tiene nada que ver de sabor y valores nutricionales. En esta opción se puede cambiar la tostada de pan por boniato asado, brutal.
  4. Hummus o cualquier otro DIP casero.
  5. ¡Y por supuesto, no pueden faltar las tostadas con aguacate!, y si le añadimos una pizca de pimienta negra y lima ya…
  • Yogur con fruta, avena y frutos secos

No tiene el más mínimo misterio

  1. Cogemos un bol y ponemos un yogur natural (también podemos usar otros tipos de yogures como kwark, o queso fresco batido, que suelen venir en botes de mayor cantidad, pero los podemos usar para varios desayunos).
  2. A nuestra base de yogur le añadimos la fruta que queramos troceada, si quieres sentirte lleno más tiempo la manzana es una buena opción, pero puedes usar cualquier tipo de fruta que te guste. ¡Incluso mezclarlas!
  3. Añadimos frutos secos (no fritos), como nueces, almendras, avellanas… y semillas de chía opcionalmente.
  4. Finalmente, una cucharada de copos de avena u otro cereal (entiéndase como cereal entero como copos de espelta, quinoa hinchada…).

Os dejo algunas ideas que os pueden servir de inspiración:

  • Pancakes de avena

Por último, es el menos rápido de los desayunos propuestos hasta ahora, pero hay que decir que merece la pena! Y si lo que te da pereza es preparar el desayuno por la mañana, se pueden dejar preparados la noche anterior y por la mañana tienes el desayuno listo.

  1. En un vaso de batidora colocamos 1 huevo, 3 cucharadas de avena suave o molida, canela, medio plátano y un chorrín de leche.
  2. Batimos bien y hacemos las tortitas a la sartén con una gota de aceite, y ayudándonos de un cazo para controlar la cantidad de cada tortita. También podemos verter toda la mezcla en la sartén, y hacerla vuelta y vuelta, para tener una maxi-tortita sin complicaciones.
  3. Lo acompañamos con un poco de fruta y ¡voilà!

Para terminar con el post, citaré a Aítor Sánchez, autor del blog “mi dieta cojea” (donde podréis encontrar mucha información nutricional de calidad y comprensible para todos, tengamos o no conocimientos en materia nutricional), cuando dice que “el desayuno es la comida más importante del día, salvo si desayunas un colacao con galletas, para eso es mejor no desayunar”.

Hasta aqui las ideas anti-excusas de desayunos saludables, espero que las pongáis en práctica y que me contéis qué os parecen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s